martes, 20 de septiembre de 2016

"Este niño es de letras". Hay vida después de los 6

"Feliz". Eso contesta una amiga mía cada vez que hablamos de nuestros hijos, de lo que nos gusta que hagan, de cómo nos imaginamos su futuro... Ella quiere que su hijo, de mayor, sea feliz. ¡Hombre! ¡Y yo! Como respuesta hay que reconocer que no hay nada más políticamente correcto pero, reconozcámoslo, en algún momento, todos los padres, consciente o inconscientemente, acabamos fantaseando con el futuro de nuestros hijos.

Esto es como cuando a una embarazada le preguntan "¿qué quieres que sea? ¿niña o niño?" y ella contesta el manido "que sea sanito". ¡Pues claro! ¡Pero eso se da por hecho! Pues aquí igual. Se da por hecho que la máxima aspiración de un padre es que su hijo, desempeñe el oficio que desempeñe en el futuro, sea feliz con su elección. Así que, dando su felicidad como una condición intrínseca, hablemos de esas aspiraciones que albergamos para nuestros retoños.


botones compartir post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...